BE SAFE

BE SAFE nace al identificar las problemáticas que son recurrentes en las fiestas de música electrónica Drum and Bass que luego de indagar ampliamente son las mismas problemáticas recurrentes en las fiestas de todo tipo o género musical, temas de abuso, acceso sin consentimiento, transgresión de la privacidad, acoso verbal y físico son algunas de las violencias identificadas, es por eso que BE SAFE busca prevenir y atender violencias en la pista de baile, en el lugar del suceso, esto se genera creando conciencia del cuidado colectivo, la solidaridad y la no permisividad de violencia en el dancefloor.

Espacios seguros para todxs

Buscamos llevar información clara de los tipos de violencias y rutas de acción que puedan ayudar a mitigar estas situaciones, sensibilizando al publico asistente a eventos masivos.

BE SAFE en Acción

DONA A ESTE PROYECTO

BE SAFE desea tener espacios seguros para todxs! hemos trabajado fuertemente por llevar nuestras activaciones a los espacios de mayor problematica en la música electrónica, ahora queremos llevarlo a otros espacios donde el riesgo y la vulneración existe pero el silencio apremia, por mas espacios seguros para todxs, hagamos de BE SAFE una opción de mitigar el riesgo de abuso en los espacios de diversión y celebración.

¡El abuso no tiene excusa!
No lo naturalices
No lo aceptes
No lo ejerzas

BE SAFE
Espacios seguros

Durante el mes de marzo, WomandBass realizó una encuesta de percepción sobre los casos de acoso y abuso en fiestas y eventos de música electrónica, con el fin de consolidar una base de datos confiable que permita diagnosticar y proponer protocolos que mitiguen esta problemática.

La encuesta tuvo un total de 63 participantes entre los 18 y 64 años, de los cuales el 66,7% se identifica con el genero femenino, el 28% con el género masculino y un 4% prefiere no decirlo.

Más del 80% de los encuestados residen en la ciudad de Bogotá Colombia.

Hallazgos

¡El 56,5% de personas manifiestan haber sido víctimas de algún tipo agresión sexual en eventos de música electrónica!

¡El 91% de víctimas manifiestan que su agresor estaba bajo los efectos del alcohol o sustancias alucinógenas!

¡El 17% de las victimas recibió asistencia por parte de los organizadores del evento !

¡Solo el 11% realizó una denuncia formal sobre la agresión!

¡El 17% de las víctimas manifestaron que no denunciaron por evitar problemas mayores en el evento!

¡El 8% no denunció porque no conoce las rutas o mecanismos de denuncia!

¡El 21% no denunció porque no hay a quien acudir en ese tipo de situaciones!

¡El 8% no denunció porque no conoce las rutas o mecanismos de denuncia!

Estos datos nos permiten identificar que cierta parte de los asistentes a eventos de música electrónica:

  • Hán sido víctimas de agresiones sexuales en dichos eventos.
  • Desconocen las situaciones que son consideradas agresiones sexuales y por ende las naturalizan.
  • No conocen los mecanismos de denuncia formal ante este tipo de agresión.
  • Manifiestan que en los eventos hay falencias en la atención de estas situaciones.

Ahora, ¿imaginas tu las situaciones en todo ámbito musical, de reunión y fiestas?

¿Cuántas personas callan que han sido abusadas solo por no tener a quién acudir?

Podemos hacer la diferencia si tomamos esto con la seriedad que lo necesita.